De la Montaña

De la Montaña, Libro X

Capítulo Uno

 

"El Ultimo Libro de Advertencias"

 


"Mi hija amada, Soy su Padre en el Cielo, sí Jehová, Dios Altísimo. Como le he dicho recientemente, Mi Hija, esto será el último libro de advertencias para Mi pueblo. Este libro será más corto que la mayor parte del como ello consistirá sólo de diez partes. Estas diez partes delinearán advertencias y planes para Mi pueblo, aún en regiones diferentes del mundo. Estos libros sobrevivirán al desastre próximo y aún después del desastre próximo serán copiados y traducidos por otros en tierras distantes.


Pronto, muy pronto, una ley será hecha que hará "prohibir" todas las fez religiosas, menos la religión del solo mundo Lucífera. Allí vendrán tiempos de persecución grande y horrenda para aquellos de todos las Fez; porque Lucifer, en su intento para gobernar el mundo, se pondrá en camino a destruir sistemáticamente todo, que no le someta. El mundo entero cayera al cautiverio y, como usted sabe, mucho de ello se destruirá por calamidades naturales, guerras, hambrunas y plagas. Pero, la religión singular organizada sobrevivirá, primero por la Iglesia Católica, y entonces por Satanismo obvio y evidente. A su tiempo, como usted sabe, la Iglesia Católica, también será destruida, porque cuando el Lucifer haya terminado con ella, el la destruirá. Para, él entonces ya no habrá ninguna competencia en el mundo entero. Ahora, Mi Pequeñita, usted sabe estas cosas y muchos saben estas cosas.


Allí vendrá un tiempo, y pronto, donde Mi pueblo por todo el mundo serán forzados ir al subterráneo para sobrevivir. Quiero decir, literalmente 'bajo tierra’, porque los malvados estarán en la persecución encarnizada de todos. Y para reunirse, será forzado a reunirse en casas, o lugares apartados. Esto es Mi castigo, además, sobre usted; por un pueblo que se ha extraviado penosamente.


Es un día triste para Mi, además, Mi Hija; porque lloro a lo que debo hacer a un pueblo errante. Sobre todo el mundo le he bendecido y sobre todo el mundo se han convertido aun más rebeldes y duros de corazón. Pero, Mi Pequeñita, esta limpieza debe ser. Ya no más puedo tolerar la naturaleza pútrida de lo que está dentro de esta Tierra. Existe grande podredumbre, que compara con el tiempo de Noé y si no fuera por el amor de unos cuantos, hubiera destruido sistemáticamente la Tierra entera con fuego. Pero, yo no lo haré en este momento; porque lo he relatado de otra manera. Sin embargo, Yo destruiré mucho de ello y muchos morirán con la venida de este planeta, el cual es muy pronto. Aquellos, que Me aman y que se quedan, serán probados como nunca antes y por medio de sus pruebas serán convertidos en blanco.


Mi Pequeñita, Yo sé que esto inquiete su alma; porque usted ya paso por mucho sufrimiento. Pero, la mayoría no y no se identifican en modo alguno con lo que le estoy diciendo. Y, muchos están listos para allegaren lejos de usted como ellos pueden ser rotulados como "culpable" por asociación. Sin embargo los mismos, si viven, se les dará una oportunidad para ponserse firmes y para hacer lo que es justo o a negar Me y ir por el camino de Lucifer.


Yo le aseguro en este momento, Mi Hija, que si la mayoría de los llamados Cristianos se enfrentaban con la muerte o una negación de Mi y Mi hijo, la mayoría me negarían a Mi y Mi hijo. ¿Es fácil de profesar el amor para Mí y a Mi hijo, pero quién se mantendrá en esta creencia en cara con la muerte? Esos, que mantienen su distancia de usted debido al miedo de la persecución mantendrá también su distancia de Mí y Mi hijo cuando la persecución llegue a su puerta; porque esto es innato en ellos. Aquellos, que son verdaderos, son verdaderos por completo. Aquellos, que tienen integridad, tienen acciones, que alinean con sus creencias declaradas. Así, Yo le aseguro ahora, Mi Hija, que si la mayoría se enfrentaban con una elección de continuar vivir o para morir por amor de Mi y Mi hijo, ellos negarían a Mi y a Mi hijo.


A la larga, todo, que siga viviendo en la Tierra, se enfrentara, con esta decisión. Cuando ello sucede, será fácil para la mayoría en negar a Me y a Mi hijo. Justamente como Pedro le negó, cuando fue enfrentado con peligro, así igual será con la mayoría de las personas.


Así, Mi Hija, esta es la naturaleza de la limpieza. Los verdaderos serán verdaderos, pero todos serán probados repetidamente. Los verdaderos flotarán hasta la parte superior así como el helado de nieve y al fin serán quitados para ir con Mi Hijo. El resto se hundirán semejante a cuaja y no se irán.


Mi Hija, los peores de los tiempos están viniendo en la Tierra y estos ratos duros pondrán en escena lo mejor en personas y el peor en las personas. Aquellos, que aman a Mí y a Mi Hijo y Me ponen por primero, obedeciendo Mis mandamientos, sabrán de milagros poderosos. Moverán muchas montañas y Yo les usaré en grande y en muy fuerte maneras. Pero, los malvados serán malos y ellos harán mucho mal."


"Padre, estoy triste en ver que estas advertencias llegaran a un fin, pero sé que esto debe ser. Muchos creen que estas advertencias seguirán para siempre. Algunos les esperan. Otros no se inquietan en modo alguno. Y, pocos comprenden aún Su misericordia; porque usted ha advirtió y advirtió y suficientes han orado de que Usted haya intercedido y haya hecho un paró a los catástrofes. Sino, yo recuerdo también lo que dijo sobre de que yo soy unos de los Siete Truenos. Y, en el Libro de Apocalipsis Capítulo Diez, versículo Siete, esta escrito: 'Pero en los días de la voz del séptimo ángel, cuando el comenzare a tocar la trompeta, el misterio de Dios será consumado, como él lo anuncio a sus siervos los profetas.' Y, en el verso previo, el séptimo ángel dice que " el tiempo no será más.' "


"Mi Pequeñita, está bueno que Me pregunta sobre esto; por como le he dicho, usted es unos de los Siete Truenos y su tiempo de la advertencia terminará pronto. Y como este tiempo de la advertencia se termina, también debe ser obvio para todos que ya no queda mas el tiempo antes de las calamidades penosas llegue a la Tierra. Aquellos, que tengan oídos para oír oirán. Aquellos, que tengan los ojos para ver verán. Aquellos, que tengan un corazón al entendimiento, comprenderán. Pero, Mi Pequeñita, éstos son pocos. Y, cuando el tiempo de Mis advertencias por usted se hayan acabado, no abrirá su boca para advertir a otro, a lo menos que le cause para abrirlo. Porque, no será un tiempo para advertir, pero un tiempo para prepararse para lo que esta a la mano.


Muchos se regocijaran que ya no está advirtiendo. Aplaudirán sus manos con la alegría; pero no se regocijarán cuando ven Mis juicios sobre esta Tierra. No, Mi Hija, no se regocijarán. Ellos Aullarán. Ellos llorarán; porque la muerte y la destrucción serán muy grandes. Muchos perderán todo menos su propia vida, y con un puño levantado a Mí, maldecirán su propia vida.


Sí, Mi Hija, los peores de tiempos que nunca en la historia de la tierra, es a la mano y todo que sobreviva, verán los peores de comportamiento humano y el mejor de comportamiento humano. Pero, aquellos, que Me aman y que permanecen fieles, harán hazañas poderosas.


¿Así, Mi Hija, que puede ser dicho no fue antes relatada? ¿Qué puede ser contado que no se ha contado? Mi pueblo por todo el mundo ha sido advertido, advertido y advertido y pocos escuchan. Y, con esto, Mi Hija, Yo concluiré la Parte I de Libro Diez."


Como esta testificado, dictado y registrado este 3er día de
Febrero, 2004,
Linda Newkirk
Mujer de Ternero de Búfalo Blanca


FTM HomePage      
LIBRO 1       LIBRO 2       LIBRO 3       LIBRO 4    
LIBRO 7       LIBRO 8       LIBRO 9       LIBRO 10