De La Montãna, LIBRO 2

Capitulo 8

GUERRA EN CONTRA DE LA CASA BLANCA

From the Mountain, Book II
WAR AGAINST THE WHITE HOUSE

 

"Hija preciosa, tu has sido traída a La Montaña, mas alta, para recibir de Mi; pues Yo Soy el Maestro Jesús, Tu Señor y Salvador, dióseme este dominio del Padre.

Hija, mira en la silla en la cual te sientas, pues es la silla de la sabiduría, conocimiento, y poder, y ve ‘milagros’ surgir aquí y allí. Tu lado práctico e intelectual pondrán estos milagros a la suerte de la probabilidad; pero no te dejes engañar por este pensar, pues tu y muchos otros se les esta desarrollando demasiado rápido, y ustedes necesitan de estos milagros.

Se que estas muy preocupada acerca de cierta persona, que esta muy cansada, y sientes que el desea la muerte sobre la vida. Si tú lo ves hacer esto, no te desmayes, pues muchos escogerán echarse al frente al enemigo y muchos serán acecinados. Muchos de ustedes se irán y vivirán en seguridad hasta que los atrapen y les maten. Recuerda: La muerte es inevitable para todos.

El que te preocupa es una cabeza dura; Yo hablo con el, pero el me deja ir, pues el quiere mas Señas. Déjalo ser y permítele su decisión de quedarse en el área de guerra; mas prepárate para proseguir."

"Señor, mi corazón esta muy preocupado."

"Hija, esto ya se sabe; pero es hora de una gran disciplina en Mi. No te des por vencida por lo que esta por suceder; inspírate. Tu estas todavía preocupada acerca de la fecha en que se Invada EE.UU., entonces ponte los lentes de tu Hijo, y ajústalos a visión microscópica, mira hacia abajo a la Plaza del Tiempo, y mira la fecha que veas pasar."

"Mi Señor, Veo ‘Diciembre 12, 1998’; Quisiera asegurarme de esto. Aquí viene otra vez., Diciembre 12, 1998.’"

"Hija, Viste lo que paso antes cuando leíste el 17?"

"Mi Señor, He de haber seguido la parte horizontal y vertical, pero no vi la parte inferior horizontal. Pero todavía, quiero que me confirmes esto al continuar."

"Hija preciosa, estas cansada, pero hemos de continuar; pues, lo que sucederá es importante."

"Si, Mi Señor."

"Tu traes tu túnica blanca, la espada radiante y tres guardianes; Te voy a mandar a la base de la montaña."

"Mi Señor, al llegar a la base de la Montana, dimos vuelta a la derecha y caminamos bajo una calle desolada, que es llamada Avenida Pensilvana. Edificios que en una ocasión estuvieron altos y hermosos están en destruidas ruinas. Ante nosotros la mitad de la Casa Blanca esta de pie, el resto destruido en pedazos por todo el jardín. Detrás de la Casa Blanca oscila una bandera con una luna en cuarto, y un caballo rojo se empina al lado de la bandera. Alguien esta cantando:

"Monta, monta
¡O’ luna de la cosecha!
¡O, luna de la cosecha!
Honesta, eres
O, luna, conmigo
Mira, ve
¡Lo que tú haces por mí!

(Luego la tonada cambia)

‘No te puedo coger,
¡Pues, te he de aventar!
Veo tu suerte,
Por dinero te he de cambiar,
E ir por mi camino.

No puedo entender
Ni lo de aquí ni lo de allá
De lo que han hecho
Entonces, las armas les he de dar.’

(Luego, cambia el tono)

‘¡Las armas prohibidas están!
¡No se han de esconder!
Pues te haré de ese día
¡Uno que no habrá igual!

Los Campos nos están esperando
Para aquel, que mienta
Para aquel, que robe
¡Comida, comida!

(El tono cambia otra vez)

No puedo esperar
¡Para aquellos que adjudicar han!
Las trocas han de venir por ti
Tomarte a ti L-E-J-O-S

(Nueva mente, el tono cambia)

Soy el pequeño Hitler,
¡Pequeño Hitler soy YO!
Empoderado por Alemanes
¡Sobre ti, Sobre ti!

Soy el pequeño Hitler,
¡Pequeño Hitler soy YO!
Empoderado por Alemanes
¡Ha robar, ha matar!

¡Dame tus armas!
¡Dame tu comida!
¡Dame tu ropa!
¡Dame tu hogar!
¡Dame tus herramientas!
¡Dame tus coches!
¡Dame todo!

Pues vengo a tomar,
A matar, y robar
Al pillaje, a ratiar
¡Quien –soy!

SADDAM HUSSEIN Y COMPAÑÍA

 

Mi Señor, Escucho este cantar salir de un área de La Casa Blanca. ¿Donde, esta Bill Clinton?"

"Hija, ve a Clinton; no tiene piernas, brazos ni dientes—solo un diente enfrente, el cual de oro es con una estrella. Sus oídos son enormes y siego esta; el mal maneja los papeles, pero no puede ver como escribir. Las ventanas en su oficina están revueltas y su ayuda ya no esta. Hillary prácticamente lo ha abandonado, a lo mismo que su dizque amigo. ¿Que mas es lo que ves, Hija?"

"Veo un país invadido y conquistado por Árabes y otros extranjeros."

"La guerra te quitara todo lo que te has ganado; tomara tu comida, tu ropa tu casa; te robara hasta el ultimo centavo y caerás bajo como país libre. Hija, les he advertido a los míos a trabes de revelación que se vallan. ¿Porque tú no me pones atención? Mis maldiciones están sobre ustedes como nación y malditos estarán en todo el mundo."

"Mi Señor, esto es una cosa horrible que hay que ver. ¿Al ver la Casa Blanca en ruinas, yo me pregunto que le ha pasado al Congreso?"

"Desintegrado"

"¿A los gobernadores?"

"Desintegrados"

"Sabemos que las Iglesias están quemadas y sabemos que Alemania esta tras esta destrucción."

"Tu sabes que esto es verdad."

"Pero, los Alemanes traen un tren que se fue."

"Completamos y completamos. Hemos de parar hoy, Hija. Yo doy muchas bendiciones para ti y tu familia; y pronto estas las has de ver."

"Gracias mi Señor, que bien que las necesitamos."

"Yo soy Jesús. Yo soy Jehová, Si el Dios de las Alturas en la Tierra."

 

Como testigo, dictado y asentado este 29 de Septiembre, 1997,
Linda Newkirk

FTM HomePage      LIBRO 1      LIBRO 2      LIBRO 3      LIBRO 4      LIBRO 7      LIBRO 8