De La Montãna, LIBRO 3

Capitulo 6

 

MOISÉS Y LA ESTRELLA DE DAVID

From the Mountain, Book III
MOSES AND THE STAR OF DAVID

"Hija Preciosa, tus grandes oraciones te han traído a las Alturas de Mi Montaña, inclusive a Lo Mas alto de mi cima. Si, tus estas en la Cima de Mi Montaña más pura y radiante. Hija, toma esta pelota radiante de luz blanca, metete tu misma en ella, y renuévate en mi."

"Mi Señor, al tomar esta pelota de luz blanca en mis manos, se expande y me envuelve mi cuerpo. Inmediatamente, siento un nivel de energía más elevado, más poder, y una total paz y calma. ¡Como atesoro este espacio!"

"Hija, entra a mi cuarto mas alto; pues ésta puerta esta abierta para ti."

"Mi Señor, alguien me recibe con radiantes ojos azules, que brillan con una luz blanca pura. El trae una barba blanca y larga, esta vestido con una túnica blanca con capuchón; mas, el capuchón esta abajo y expone su radiante cabellera de pelo blanco. El esta ante mi y sus pies calzan sandalia. Mi Señor, creo que es Moisés, el gran profeta."

"Hija, así es; pues tu conoces a Moisés bien; tu has hablado con el muchas veces en esta vida."

"Viendo a mi viejo amigo y hermano, se viene el conocimiento de un pasado disgusto hacia mi; pues le falle, Yo fui una tonta."

"Si, Hija, pero deja ir estos recuerdos y recibe a tu pariente ahora. Pues, ustedes están relacionados por mucho antes, y llevan un amor de largo tiempo."

"Mi Señor, el usa un reloj radiante y me lo esta señalando. La brillantez, que sale del reloj, me esta segando; Pero puedo discernir que son unos minutos antes de las 12:00."

"Mi Pequeña," Moisés dice, "Recuerdas como vine a ti, por primera vez en 1991. Tú rogaste por un maestro y vienes a diario a orar a las 4:00 AM, lloviera o brillara. Yo vine antes a ti y ahora vengo a ti, para confirmar tu trabajo, para hacerte dar grandes pasos, para brincar sobre islas y océanos. Pues, hay mucho que hacer, y tan pocos, que lo merecen."

Me tire al piso ante Moisés y empecé a llorar. "Pero, Moisés, de todos yo soy probablemente la que menos vale en muchas maneras."

"Si, los mas pequeños serán los mas grandes, y los últimos serán los primeros."

"¿Porque estas aquí, Moisés?"

"Para traerte esto."

"Es la Estrella de David, unida a un listón."

"Mi pequeña, esta no es una Estrella Ordinaria de David, y este no es un listo Ordinario."

"Veo esto, que has puesto alrededor de mi cuello; y siento una estrella de David. Esta brilla con una brillantez de fuego blanco y se pega a mi pecho. Cuando toco la Estrella, se pega a mis dedos como un cubo de hielo congelado. Ciertamente, es fría al tacto. El listón de verde, rojo y blanco se ha derretido en mis hombros y cuello y ha desaparecido. Esta estrella de David se me pega y no sale de mi pecho. Es extraño que se siente fría y al mismo tiempo irradia tal luz; pero al descansar mis dedos en ella, esta se calienta más y más, hasta estar caliente a mi tacto. Vapor empieza a elevarse. ¿Que es lo que esta pasando? Temo que me vaya a quemar."

"Yo estoy de rodillas ante Moisés cuando pone sus manos en mi cabeza. Su mano derecha esta en mi frente y su mano izquierda esta sobre mi cabeza. El sonido del Tic Tac del reloj llena mis oídos al Moisés empezar hablar. Un idioma desconocido sale de sus labios, pero el Espíritu Santo traduce de inmediato; "Las heridas alimentadas de tiempo deben de curarse, tienen que sanar, déjalas ir. Libérate de las heridas del pasado... Se libre de las heridas del pasado de nuestros días para que puedas tener mas poder en el presente. Las heridas viejas duran mucho tiempo; pero, en las manos de Jesús, un corazón se puede hacer en su totalidad."

"Moisés, No estoy enterada concientemente de estas viejas heridas; Yo tan solo he leído acerca de ellas. Pero, si las tengo, Le suplico a Jesús que las disuelva y me libere, pues que estos puntos negros, sean llenados por Su poder y luz. No quiero llevar ninguna herida de sentimientos de nadie."

"Entonces, Pequeña, que así sea, que todas las pesas se liberen, que se disuelvan en su totalidad. Pues yo vine a ayudar, para mostrarte el camino en esto últimos días. Si, todos los profetas llamados en estos últimos días necesitan poder llamar por la experiencia de aquellos que se fueron. Por eso, hay este conocimiento colectivo, al cual pueden tener acceso. Pues, se te garantiza la sabiduría de los profetas."

"Entonces, Ruego de ti, y Ruego de Mi Señor, Jesús, que sea merecedora de llevar la sabiduría de los profetas, de practicar su sabiduría, su poder, para el máximo bienestar, para llevar acabo el deseo de nuestro Señor, Jesús. Que yo sea merecedora."

"Pequeña, esto tiene que ser; un ayuno, inclusive ayuno de un jugo fresco devoto a Nuestro Señor dos o tres días por semana, una gran oración y ayuno cada Domingo, un pedido especifico para Nuestro Señor por estos poderes, esta sabiduría, Y, prepárate para recibir este poder. Espéralo, y tu veras y hará lo que yo hice, si, inclusive la división de las aguas. Si, tú debes buscar esto y se te dará a ti. Esta es mi promesa hacia ti. Yo soy Moisés, y vengo bajo la dirección de Nuestro Señor, y Salvador, Jesús, El Cristo. Todos los profetas de los últimos días tienen el mismo acceso. Muchos no harán el trabajo por hacerlo, y muchos no nos escucharan o nos verán. Más esto no cambia esta promesa. Este es parte del sello de La Promesa del Espíritu Santo. Esta es parte de la promesa que tu sabes las alturas, lo ancho, y profundidad del Espíritu. Hay muchos listos, deseosos y participando en el trabajo de Nuestro Señor atrás del escenario, de lo cual tú no sabes nada; y todos hacen un gran trabajo. Me voy por ahora. Pero, llévate esta bendición."

"Moisés, ¿cual es la naturaleza de La Estrella de David?’

"Pequeña, esto vendrá a ti con el tiempo; y, tu tendrás una comprensión total de esto. Por Ahora. Date por avisada que has sido bendecida con el poder de La Estrella de David. A donde vallas, Tú llevas la Estrella de David. Se te ha dado esto y ningún otro profeta tiene esto hasta este momento. Tu veras mucho que se llevara acabo, que esta relacionado a Esta Estrella, y te sorprenderás. Marca esto. Abrirás la boca, y cubres tu boca con tu mano. Entonces, dirás, ‘¡Estoy sorprendida!’ Y, recordaras esta conversación."

"Mi Señor, Moisés se ha ido, y estoy humildemente ante su aparición. Me estoy poniendo de pie con esta Estrella alrededor de mi cuello y se siente muy pesada, como que si apenas puedo caminar. Siento como que estoy hecha de plomo."

"Si, Hija, pero con el tiempo esto te hará sentir que flotas. Esto te llevara a lugares, que nunca has estado antes, al dormir y cuando estés despierta. Pero, por ahora, esto te hará sentirte pesada. Recuerda hacer lo que se te dijo, pues tu tendrás esta dimensión agregada de La Promesa."

‘Mi Señor, Así lo haré."

"Detengámonos por hoy. Yo soy Jesús, si Jehová, El Dios de las Alturas en la Tierra."

Como testigo, dictado y asentado este 9 de noviembre, 1997.
Linda Newkirk

Este ayuno ha sido lo mas difícil de hacer, pero este día, Julio 17, 1998, Yo hago un nuevo compromiso con Nuestro Señor y con Moisés de dedicarme mas al ayuno.

FTM HomePage      LIBRO 1      LIBRO 2      LIBRO 3      LIBRO 4      LIBRO 7      LIBRO 8