De La Montãna, LIBRO 3

Capitulo 14

 

LOS PAPELES DE MOISÉS, PARTE VI

From the Mountain, Book III
The Moses Papers, Part VI

"Hija, ciertamente, tu eres bendecida grandemente entre las mujeres, para que tu hagas Mi trabajo en los últimos días. Si, tus estas bajo el control de Mi Espíritu en la cima de Mi más radiante Montaña. La puerta de Mi Santuario Interno esta abierta para ti; entra, Hija, y se parte del Árbol de la Vida para que puedas mantenerte fuerte espiritual día tras día."

"Mi Señor Jesús, Yo entro en tu Cuarto Superior en las Alas de Tu Espíritu, conciente de la blancura de mi túnica de profeta flotando en el viento. En la parte inferior de esta túnica esta una despintada gota de sangre, que esta como testimonio que Tú nos amas lo suficiente para sufrir una horrible muerte para traernos a niveles Mas Altos. Los horrores de lo que tu pasaste por nosotros hace mi corazón pesado; trae lagrimas a mis ojos. El malvado, que estaba en abundancia antes y ahora esta destruyendo las almas de tantos, que están perdidos en las tinieblas."

"Si, Hija, y el malvado crecerá mucho peor en los próximos siete años y medio hasta Mi regreso. Como te lo he dicho anteriormente, honestamente no has visto nada a la severidad que el Anticristo les traerá. Es importante que todos estén concientes de lo que viene, permitir que te conquiste te pondrá bajo el. Solo a sobrevivir. Cada uno de ustedes debe recordar el ejemplo que les di y recordad que no espero menos de aquellos, que me Aman. Has de ir en paz, no guerra. No mataras, al ver muerte en relación a ti. No, no hagas eso. Si tu te vas por el camino de la violencia, serás igual que aquellos, que aman la violencia. Ten fe en Mí y yo te llevare hasta que sea tu tiempo; esta es la prueba. Para, aquellos, que son violentos, serán violentos. Pero, Mis ovejas no deben ser violentas. No, no debes de levantar tu mano en contra de otro en violencia; pero yo seré la causa de que muchos mueran, que le pongan la mano encima a mis Queridos. Yo soy el Pastor y Ustedes son mis Ovejas. El Pastor cuida de sus Ovejas y las protegeré de misteriosas maneras; pues las ovejas no tienen una visión completa.

Hija Preciosa, si tu tienes que dar tu vida para que las profecías se lleven acabo, ve en paz y honor por Mis Palabras. Yo te mando esto. Ahora, Preciosa, siéntate bajo el Árbol y come de la fruta, para que te fortalezcas."

"Mi Señor, este precioso árbol ha bajado sus ramas ante mi, que esta pesadamente cargado con la pura, brillante fruta del cielo. Mi alma tiene hambre de este néctar perfecto y Yo vorazmente le tomo. Su brillantez baña mi alma y me renueva en toda forma. Una tras otra, esta radiante fruta me llena y relaja mis partes mas internas; y la gloriosa luz blanca construye a mí alrededor. El aroma de vainilla llena el aire y incontables mariposas blancas revolotean aquí, acá y mas allá., llenando el espacio a mi alrededor. El suave revoloteo de sus alas me cosquillea al pasar a mí alrededor en rápida sucesión. Una a una, ellas se han parado en mis brazos y piernas, haciendo líneas rectas. Suavemente, ellas continúan moviendo sus delicadas alas en movimiento rápido, con interesante belleza. Mi Señor, dime acerca de estas mariposas."

"Hija, recuerda las brillantes, energías de la luz blanca creada por la fruta. Primero, alertamente te dabas cuenta de esto, pero ahora es algo usual para ti y no te das cuenta."

"Si, Mi Señor."

"Tu percibes que estas brillantes energías como mariposas, mas ellas no lo son. Estas radiantes energías que bailan a tu alrededor y que descansan en tus extremidades, donde tu las vas a absorber."

"Mi Señor, mi atención es jalada a este árbol, como que si hubiera confusión en el cuarto alrededor de mi cuerpo."

"Si, Hija, esto se sabe. Pero, otros deben de ser más considerados de Mi Trabajo a través de ti. Continua, Hija."

"Si, Mi Señor."

"Toma los papeles de Moisés y lee la Parte VI."

"Tengo los papeles y en la parte superior estos dicen"

 

‘CONDOLENCIAS A LOS PERDIDOS’

Queridos Hijos, la debilidad en todas las cosas espirituales a través de mucho tiempo puede llevar el alma de uno a un estado de total destrucción. Así como el perro sigue su cola, aquel, que ama lo material, también sigue su propia cola hacia las eternidades. Aquel, que ama lo material, trae total confusión a su vida y a las vidas de aquellos que le rodean.

Hijos, pongan sus corazones en bien. Deshierben el egoísmo, celos, falta de armonía, odio, malicia, y todos los sentimientos negativos, pues estos te arrastrarán a las Profundidades tan rápido como una roca cae en un lago. Tu, que no respetas a tus padres y hacen caos en sus casas, robas no solo la paz de tu propia alma; tu robas la paz de las almas de otros. Tu comportamiento es de lo peor y pagarás un gran precio.

Detén la desavenencia con la obediencia de las Leyes de Dios. Se te han dado los Diez Mandamientos y las Leyes del Amor; y todavía, tu gritas tu rebeldía en cara a tus reglas. Esta rebeldía es una abominación a Dios, El Padre y eso, también, te llevara a las Profundidades tan rápido como una roca cae al fondo del agua.

Respétense los unos a los otros. Ámense los unos a los otros. Sean pacientes y sufran a lo largo de los obstáculos. Denle la mano al perdido y al cansado; y sean hermanables entre ustedes. Sí, ustedes se creen auto suficiente y creen que no necesitan a nadie más.

En los años a venir, muchos morirán por sus actitudes de auto suficiencia. Ustedes no podrán sobrevivir estos tiempos tan duros sin la ayuda de otros. Ustedes tienen que aprender a dar, a recibir, y ayudar a los más desafortunados; y, ustedes sobrevivirán y prosperaran en la faceta de la adversidad. Yo soy Moisés.’

"Hija Preciosa, ve en Mi y Mi poder, este día bajo la bendición de Mi Espíritu Santo. Yo soy Jesús. Yo soy Jehová, El Dios de las Alturas en la Tierra."

 

Como testigo, dictado y asentado este 23 de noviembre, 1997.
Linda Newrik .

 

FTM HomePage      LIBRO 1      LIBRO 2      LIBRO 3      LIBRO 4      LIBRO 7      LIBRO 8