De La Montãna, LIBRO 3

Capitulo 17

 

PETRÓLEO EN ISRAEL

From the Mountain, Book III
Oil In Israel

"Hija Preciosa, soy Yo, El Maestro Jesús. Como pedido, se te ha dado doble bendiciones de Mi Espíritu este día. Estas bendiciones han hecho grandes lugares para Mi Espíritu para residir en ti a Diario. Tu no entiendes lo que Yo digo, pero acéptalo como cierto. Ahora, Hija, ve que Mi Espíritu te ha traído a Mi cuarto Superior. Y, si el Árbol de la Vida esta disponible para ti."

"Mi Señor, me encuentro de pie bajo este glorioso, cantante árbol con un sin fin de mariposas de luz blanca en todo mi alrededor y sobre mi. Ellas son hermosas bolas de luz blanca, que se hunden en mí. Yo lentamente absorbo el néctar de esta fruta celestial y saboreo su dulzura. Alcanzo, y suavemente abrazo este radiante árbol, gracias, Mi Señor, por la alegría y belleza que este me proporciona. La más enorme paz y felicidad baña mi alma. Pequeños ruidos como cuetes explotando llenan mis oídos al continuar abrazando este árbol y continúo abrazándolo. Mi Señor, Yo amo a este árbol; Yo amo el espíritu de este árbol y su exquisita fruta; pero mas que nada, Mi Señor, Te amo a ti con todo mi corazón."

"Hija, este amor se sabe, se honra y es querido por mi. Ahora, encuentra tu persona fuera de Mi Cuarto Superior sobre Mi Montaña en las alas de Mi Espíritu. Hija, tienes un viaje por delante de ti este día. No te preocupes, pues tu estas armada con Mi poder y Mi Espíritu."

"Mi Señor, Tu espíritu me baja suavemente frente un par de altas cortinas de color crema. Las luces de un escenario bañan las cortinas desde abajo y les dan una apariencia de oro. Yo veo una casa de opera y me doy cuenta que no hay nadie, solo uno barriendo con una escoba ancha. El usa un sombrero como esos que usan los que atienden en las gasolineras de los viejos tiempos. El inclusive usa una camisa de rallas verdes, pantalones verdes con calcetines blancos. Yo creo que el es un Petrolero. Veo en su bolsillo izquierdo, pues hay algo escrito. Lo escrito dice: ‘Israel, trapea en aceite.’ Este petrolero se detiene por un minuto, al estar silbando y danzando un poco en medio del piso. El cree que esta solo, pero un hombre muy grande, gordo con piel oscura llamado ‘Arabia Saudita’ esta celoso, y golpea al Petrolero en la quijada, y lo tumba noqueado. El hombre gordo tiembla sobre el y dice: ‘Deten esto ahora, o si no.’

Al darse la vuelta el gordo, Israel le dispara una línea de orina a lo alto y bajo de su espalda, el cual inicia algunos incendios, y el Árabe se retira con un gran, hoyo en fuego es su espalda.

De repente, algunas personas aparecen en la pequeña sección del bacón donde esta el área para sentarse; y la Luz brilla en ellos cuando le aplauden a Israel por su acción en contra de los Árabes. Yo veo los nombres de algunos de estos, que están aplaudiendo y son algunos de los Países Bálticos. Hacia el Petrolero a la izquierda fuera en el auditorio, escucho un ruido en la oscuridad. Luego, escucho ruidos como el disparo de una pistola.

Sobre el escenario, un gigante guerrero aparece. El lleva el garbo de un antiguo guerrillero Árabe, lleva una espada, y habla un idioma desconocido para mí, pero el Espíritu de Dios traduce sus palabras:

‘¡No hay mas pastel, no hay mas dulce, no hay mas pastel!
¡Lo nuestro es nuestro!
¡Lo que es tuyo no lo es!
¡Detengan la venta, o habrá una historia que decir!
¡Ha! ¡Ha! ¡Ha!
¡Ha! ¡Ha! ¡Ha!

De repente, el hombre del petróleo empezó a crecer excesivamente alto muy rápido y se puso más alto que todos, Aunque el árabe tenía mucha masa. De repente, pequeños perro, como hienas que se estaban riendo, empezaron a morderle en el trasero. Perros llamados ‘Rusia’ y ‘China’ llegaron hacia el con pesados misiles en sus espaldas. Otro perro llamado ‘Alemania’ esta oculto atrás de una roca; y cerca esta un gran grupo de perros llamados ‘NU’. Los perros se cargan con el Hombre del Petróleo. Ellos muerden y mordisquean constantemente en sus tacones y zapatos, ellos rompen sus pantalones; pero cada vez que ellos mordisquean sus zapatos, los zapatos les da un shock en los dientes.

Un buitre negro, llamado ‘Rothschild hasta los huesos’ dispara alrededor de Israel, dando vueltas a su alrededor esperando la muerte del Hombre del Petróleo. El buitre defeca en el hombro izquierdo del Hombre del petróleo y la defecación empieza a comerse su hombro, mostrando huesos de hierro.

El hombre del Petróleo empieza a patear polvo, los cuales salen de sus tacones, haciendo enormes nubes. El hombre gordo tose y se coge la garganta, y pedazos de carne empiezan a caer de su pierna. Su ojo izquierdo estalla y se sale de su lugar, dejando un hoyo en su cabeza.

Un misil que era para el hombre gordo le pega a Saddam Hussein en la cabeza. Aunque bota, Hussein esta muy enojado, y el empieza a hacer polvo y a rugir como un león. En hecho el toma la forma de un león, camina para un lado y para el otro, y planea su asalto en contra del Hombre del Petróleo. Hussein ruge palabras, las cuales son traducidas"

No aguanto más.

Nosotros hemos pellizcado

Nosotros hemos guardado nuestro arsenal.

Ahora es hora de moverse.

La puta tiene que irse.

Ella es un peligro para la economía libre del petróleo.’

Y, el ruge ferozmente y fuego sale de su boca y nariz, explotando en el Hombre del Petróleo. El fuego es de fuego caliente y quema los pantalones del Hombre del Petróleo, dejando solo huesos de hierro en sus piernas.

‘Ho, puchi’, dice el león.

¡No puedo morder esto!

¡Entonces, lo he de escupir!

Entonces Hussein escupe un enorme pila sobre la cabeza del Hombre del Petróleo, y esto viaja por su cabeza y sus hombros, todo el camino hasta su cintura. La pila diluye el sombrero del hombre del Petróleo y derrite la piel de su cabeza y de su cuello. Esto incinera su camisa y piel hasta la cintura y esto expone la cabeza de oro del hombre del petróleo, el corazón de oro, hombros de hierro y columna vertebral de hierro.

El hombre del petróleo camina medio mal ahora, pero cuando el camina la tierra tiembla. Sus enormes, pies de hierro escarban a través de Arabia Saudita e Irak. Luego, el camina sobre Siria y Lévano y hace de Lévano como agua hirviendo. El hombre del Petróleo camina por todo el desierto y por donde camina deja tremendos hoyos.

Pero, el desierto va al hombre del Petróleo y le hecho un combustible a todo los limites del hombre del petróleo y le prendió fuego. El buitre negro continua rodeando al hombre del Petróleo y le hecha grandes cantidades de popo de buitre. Pronto, el pobre hombre del Petróleo cae de rodillas, pues grandes grupos de pequeños gorriones vienen y empiezan a picarle por todas partes, y el tiene que cerrar los ojos para evitar que los gorriones se los picoteen y saquen.

Entre los gorriones hay pequeños mosquitos, mandados a picar. Nubes de vapores nocivos caen mandados por los perros y estos vapores le caen al Hombre del Petróleo; y las nubes son la más severas porque estas empiezan a disolver las piernas y pies de hierro, haciendo un desperdicio de la cabeza de oro y el corazón, dejando grandes cicatrices por todo lo que queda del hombre del Petróleo.

El Hombre del Petróleo cae, y el empieza a toser nubes nocivas, las cuales caen en los perros y en las ratas del desierto cuando estos corren de sus hoyos. Por todas partes hay grandes cantidades de ratas muertas, y grupos de perros muertos y heridos, grandes nubes nucleares rondan el desierto.

El Hombre del Petróleo esta tirado, las piezas de sus brazos y piernas de hierro están regadas por aquí y por allá y acullá por todo el piso del desierto’; y en Israel, un gran llanto se eleva, como los perros que quedan están a punto de atacar. El buitre negro vuela a Israel y se devora toda pieza del hombre del petróleo que puede encontrar; y el buitre rápidamente crece de estatura al poner una oficina en la casa del Hombre del Petróleo. El malvado, buitre negro grazna:

‘La puta ha caído.

La prostituta se ha ido

Va ha llover una lluvia como ninguna otra.

Yo estoy aquí, quien planeó todo,
Quien alimentó del arroyo de fuego para ti, Oh.

Yo soy el conspirador.
No hay nadie más malo.
Veme
Adórame.’

Los pobres Israelitas están enfurecidos por la avaricia del malvado buitre, y ellos le escupen. También escupen a las UN, a los chinos, a los rusos y a los árabes. Es una época triste en Israel al ver a través del Monte de los Olivos. Ahí, sobre la montaña en letras radiante esta una fecha; Es Julio 2001. Una bola de fuego cae de esta montaña e inicia un incendio en los corazones de las gentes; y ellos gritan:

‘¡Nuestro Señor viene!
¡El viene!
¡El viene!
¡Pues, se ha dicho!
¡Ha sido profetizado!’

Hija Preciosa, pararemos por hoy. Esto se explica por si solo. Yo soy Jesús. Yo soy Jehová, El Dios de las Alturas en la Tierra."

 

Como testigo, dictado y asentado este 27 de noviembre, 1997.
Linda Newkirk

 

FTM HomePage      LIBRO 1      LIBRO 2      LIBRO 3      LIBRO 4      LIBRO 7      LIBRO 8