De La Montãna, LIBRO 3

Capitulo 23

 

LA CORONA DE PERSEVERANCIA

From the Mountain, Book III
The Crown of Perseverance

"Hija Preciosa, Te he traído sobre las alas de Mi Espíritu a la radiante cima de Mi Montaña. Ven a mi cuarto Superior y ve a Mi Precioso Sirviente listo para recibirte."

"Si, Mi Señor, Lo conozco por ser el Apóstol Pedro."

"Soy Yo," dice Pedro, y pone una corona en mi cabeza."

"Esta corona es un regalo para ti,’ dice Pedro.

"Mi Señor, no entiendo porque estoy recibiendo esto. Los últimos días han sido tan sumamente difíciles, y siento que he hecho tan poco progreso."

"Si, Hija, pero tu has perseverado, inclusive entre constantes ataques de Satanás. Algunos que has conocido en el Internet han orado que te detengan, causándote a que te trate de brincar Satanás. Ellos han sido la causa que seas atacada por entidades demoníacas, que te han puesto cadenas alrededor de tus piernas y tus muñecas mientras dormías, inclusive alrededor de tu garganta."

"Si, Mi Señor, Los he visto esta mañana en oración y he trabajado a trabes de tu Precioso Espíritu para quitarlos. Me sentía tan pesada y tan deprimida emocionalmente."

"Si, Hija, pero el poder de Mi Espíritu ha sido tu aleado para sobrepasarlo. Te diste cuenta que tu pierna derecha te dolió toda la noche; y esto era por las cadenas espirituales cavando en tu pierna. Toca esta parte de tu pierna con tu mano derecha y todo el dolor se ira."

"Mi Señor, Hago lo que dices, y lo que queda del dolor se va inmediatamente."

"Ahora, Hija, ve la corona y veras que es vieja."

"Si, Mi Señor, veo."

"Hija, esta es una Corona de la Perseverancia, la cual te dará fuerza a través de las grandes pruebas. Esta ha sido y será Mi Promesa, la cual esta tejida en la corona. Tú la ves ahora, pero pronto desaparecerá de tu conciencia. Nomás recuerda que la corona esta con tigo y cuando tu vida este en dificultad, recuerda Mi promesa a través de esta corona. Tipos inestables y diabólicos vendrán a ti de todas las direcciones; pero te fortalecerá para que puedas resistirlos. Hija, Yo te doy la fuerza con el gran poder de Dios, con mas de Mi Espíritu, y con mejor visión.

Si, Hija, el corazón es pesado por haber sido llamada a profetizar, que ignora al malvado y sus demonios. Tu has dicho la verdad y esto te lleva a pelear con el. Pero, el te ha hablado con verdad cuando te dijo que tu vieras tu mirada en Mi. Tú tratas duramente de mantener tus ojos en Mí y trabajas duramente por Mi, más duro que la mayoría. Y , te he guiado en grandes batallas espirituales para traerte a la cima de Mi Montaña para que recibas mi Palabra.

Muchos llamados a profetizar no lograran llegar a este nivel. Tu has dicho de Mi Promesa a este hombre que Mi Montaña le espera, pero tan solo el tiene los recursos para permanecer en esta Montaña. El se refiere a Mi espada, que se te dio, como una ‘espada imaginaria’; pero tú sabes bien. Pues, tu has peleado muchas batallas del mal con esta espada.

Hija, con esta corona, Incremento tu poder para tolerar y con ella vienen mas y grandiosos milagros. Los Demonios mandados a descarrilarte temblaran con Mi poder que operara a través de ti; pero ellos todavía vendrán."

"Escucho tus pensamientos, Hija, y tienes razón. Cuando me despido como Jesús. Si, Jehová, El Dios de las Alturas’, muchos se burlan de esto. Ellos no creen que Dios, el Padre y Yo seamos uno; y ellos no creen que se me haya dado dominio sobre la Tierra. Si ellos no creen esto, ellos no pueden creer que yo regresare a Gobernar la Tierra. Ellos están perdidos. Ves, Hija?"

"Mi Señor, estos ridículos creen que tu eres el Hijo de Dios. Eso es todo."

"Si, para muchos hay queda. Pero si consideras que el Padre es el Árbol y Yo soy las ramas del Árbol, ¿como me puedes separar del Árbol? Pues El Árbol y Yo somos uno. Yo hago el deseo del Árbol. ¿Comprendes? El Padre y Yo somos uno, El en Mi y Yo en El."

"Si, Mi Señor, Yo entiendo; pero muchos no ven esta conexión."

"Hija, ellos no tienen que ver esto; pero date cuenta que cada trabajo que yo hago es trabajo del Padre Jehová, trabajando a través de Mi. Yo no me puedo separar de El; Yo soy una extensión de Su deseo, Yo en El y El en Mi."

"Mi Señor, Se que esto es verdad. Seré merecedora, Mi Precioso Señor, de hacer una pequeña fracción de Su trabajo."

"Hija, tu harás como Yo he hecho y mas. Tú harás muchos milagros, que te sorprenderán. Pues, Yo mando al Espíritu de Dios a que le de poder a Mis Ovejas. Hija, tu eres mi oveja preciosa, rodeada de lobos. Como No te he de dar armas para que te defiendas! Pero, no esperes que Yo haga lo que tú puedes hacer. ¿Crecerías algún día si yo lo hiciera?"

"No, Mi Señor."

"Entonces, Hija, tu te tienes que disciplinar y amar unos a los otros, pero no se sigan unos a los otros. Tú puedes terminar como el ciego que sigue al ciego. Sígueme. Yo soy Jesús. Si, inclusive Jehová, el Mas Alto Dios, habla a través de Mi a Ti."

 

Como testigo, dictado y asentado este 20 de diciembre, 1997.
Linda Newkirk.

FTM HomePage      LIBRO 1      LIBRO 2      LIBRO 3      LIBRO 4      LIBRO 7      LIBRO 8