De La Montãna, LIBRO 3

Capitulo 27

 

NIVEL TRES DEL ÁRBOL DE LA VIDA

From the Mountain, Book III
Level Three of The Tree of Life

"Hija Preciosa, soy Yo, El Maestro Jesús. Te traigo a las alturas de Mi Montaña en las alas de Mi Espíritu. Ven a Mi Santuario Interno y come del tercer nivel de Mi Árbol."

"Mi Señor, te agradezco por escuchar las oraciones de mi corazón y por traerme a esta montaña una vez mas. Me encuentro en otro nivel en este árbol y veo cosas nuevas. Alrededor del Árbol hay resplandecientes y vibrantes colores de azul y rosa, pero el Árbol danza con la más pura y brillante luz blanca. Una gran aroma de jazmines omnipresente me baña. Brillando con estos radiantes colores de rosa y azul, Me acerco al Árbol, y estrellas eléctricas chispean brillantemente alrededor. Mi Señor, ¿puedo comer de la pequeña fruta radiante?"

"Hija, Te he traído aquí para que comas, pero cuidado; toda no es tan dulce como huele."

‘Mi Señor, escojo una sola fruta, la cual es radiante, pero es pesada, como plomo. Intento darle una mordida, mas el exterior es duro como la piel. Lentamente, la piel del fruto se rompe, dejando salir su contenido en mi boca. La pulpa de la fruta es de un azul profundo y sabe amargo como el membrillo. Ho, Mi Señor, comer esto es mas bien, como un castigo."

"Si, Hija, parece como eso; pues, lleva la amargura que tu nunca has conocido."

"Mi Señor, porque me has traído a comer algo tan profundamente amargo?"

"Hija, tu alma esta lista."

"Mi Señor, me siento que me he de enfermar."

"No, Hija no te enfermará, pero te hará fuerte. Pues, ha de remojarse en tu alma en bandas, si en capas, como nada que hayas antes conocido. Esto crea nuevos niveles de Mi en ti."

"Mi Señor, esto es un misterio."

"Hija, como la fruta es dura, ella se teje con duros ligamentos; y es azul oscuro, y esta escribe un mensaje oculto en tu alma."

"Mi Señor, que es el mensaje oculto?"

"Esta oculto; y cuando menos esperes, se dará a conocer. Es una nueva dimensión de Mí en ti; y cuando lo veas, lo sabrás. Hija, tu estas pensando en comer un fruto mas. Come cinco, en total."

"Muy bien, Mi Señor. Tomo la segunda fruta. Esta, también, es dura como la piel, y emite una fuerza de vida zafiro profundo, pero como llego al centro sabe a mantequilla de cacahuate."

"Si, Hija, sabe a mantequilla de cacahuate; pero esta a lo lejos de ser mantequilla de cacahuate. Tu comprenderás mas acerca de esto con el tiempo."

"Ahora, Mi Señor, me como la tercera pieza, la cual es dura como la piel y sale el amargo color oscuro; y en el centro se encuentra una bola redonda con una cobertura babosa. Cuando trato de comerme la bola babosa, se mueve alrededor de mi boca.

"Si, Hija, trágate la pelota."

"Ahora, Mi Señor, tomo la cuarta fruta. Muerdo a través de su duro exterior; y un líquido sale hacia mi boca y limpia todo lo que quedaba de la fruta previa. Lo azulado ha desaparecido en su totalidad y ahora veo agua clara y radiante salir del pedazo restante que me quedaba en las manos. Un fuego blanco empieza a quemarme en la boca y cubre mis manos; y este crece rápidamente, consumiendo mi cuerpo entero en gloria y libertad."

"Hija, come la ultima fruta."

"Tomo la ultima fruta, la muerdo a través de su duro exterior y sabe algo dulce, como plátano. Esta gruesa pulpa gira en mi boca, saliéndose fuera de su propia armonía. Luego, se va rápido por mi garganta sin necesidad de pasarla. El fuego blanco esta todavía conmigo, saliendo hacia fuera y creando un perfecto y radiante campo de fuerza. Mi Señor, No puedo entender esto; pero se que tu si, y rezo para ser merecedora de comprenderlo."

"Hija, tu lo sabrás pronto; pues yo he de abrir otra puerta y te mostraré lo que estoy preparando para ti; y tu te sorprenderás de tantas cosas que has de ver y sabrás.

Yo te he dado dos semanas de descanso interno, para que tú te prepares internamente para los tiempos que te esperan muy ocupados, y para tu gran destino en Mí. Tú no te has equivocado en tomar este descanso; se te ha dado.

Hija, un gran tren viene. Tú entraras a este tren con tu esposo y tú derramaras Mi palabra. Prepárate para esto. Yo soy Jesús. Yo soy Jehová, El Dios de las Alturas en la Tierra."

 

Como testigo, dictado y asentado este 4 de enero de, 1998.
Linda Newkirk

Yo he necesitado hasta la más pequeña migaja de fuerza para escribir estos tres libros y mecanografiarlos. Ha sido una gran batalla. El demonio me ha peleado en cada esquina a través de los que conozco y a través de aquellos, que son totalmente extraños. La gente se ha puesto contra mi, los cuales yo he tratado de ayudar, Y Satanás ha buscado cada oportunidad para oprimir estos trabajos y a mí. Yo he tenido que vémelas con constantes ataques satánicos con mi salud y en mi familia; pero Jesús es más grande y el poder de Dios lo sobrepasa.

Por todo el tiempo que vivamos, tendremos que luchar. Nosotros estamos en guerra por las almas de los hombres, y Satanás los capturara a todos si el puede. Gloria a nuestro Precioso Padre, quien nos dio vida; y a Su Precioso Hijo, quien nos trajo la salvación. Que siempre estemos agradecidos por los preciosos regalos y déjanos mantener los ojos en Jesús. El es nuestro Camino. No hay otro.

Mi esposo y Yo nos subimos al tren espiritual. Yo recibí los libros y el ha trabajado arduamente para establecer el domicilio del Internet y publicar los libros. Dios le ha donado tremendamente con habilidades para sacar estos trabajos adelante. Alabado sea Dios, Nuestro Padre. El es toda sabiduría y todo poder. ¡Gloria a Su Nombre!

 

FTM HomePage      LIBRO 1      LIBRO 2      LIBRO 3      LIBRO 4      LIBRO 7      LIBRO 8