De La Montãna, LIBRO 4

Capitulo 10

 

EL SEÑOR ES NUESTRO TESORO

 

"Hija Preciosa, te encuentras en la Cima de Mi Pura Y Radiante Montaña. Siente la frescura del viento de Mi Espíritu sobre tu cara y ve tu túnica de profeta asir en la suave brisa. Llena tus fosas nasales con el olor del aroma celestial y esta en paz este día; Yo estoy trabajando en tu vida para limpiar cualquiera y todas las oscuridades.

Pobre de aquellos, que maliciosamente traten de lastimarte a ti o Mi palabra. Pobre, pobre, pobre, Hija Mía, hasta las cabras del mundo. Pobres aquellos, que están en poder por su ego y rebeldía; pues, Yo los achicaré. Ellos no han de pararse ante ti y provocarme; pues yo estoy en ti, Hija. Cuando te acusan, Me acusan; y cuando te abusan, Me abusan. Cuando ello miente acerca de ti, mienten acerca de Mi. Pobres, pobres, pobres aquellos, que se ponen en tu contra, furiosos con desprecio. Yo he de romper sus deseos y pondré sus malvados deseos sobre sus cabezas. Ellos cosecharán lo que han sembrado de gran manera.

Mi paciencia se achica con sus actos y cavan en mi coraje pare revivirlo. En secreto, un numero de gente planea en como ellos han de confundirte y derrotarte; pero soy yo quien los confundirá. Los dejo como tontos balbuceando; ellos Me han atentado. Ellos se han puesto en contra de Una, que no podrán y nunca podrán hacerla de su parte.

El tiempo se esta acabando para los despreciables, pues ellos han escogido las tinieblas sobre Mi. Ellos se han rebelado en contra Mía y en Mi en ti. Ellos han amado la mentira y lo que la mentira puede hacer por ellos. Ellos están caminando en hielo frágil; y repito Hija, ‘Ellos están caminando en hielo frágil; bajo ellos esta el oscuro abismo.’ Este es el premio para aquellos, que maliciosamente Me abusen y a Mi Palabra, para, aquellos, que me tienten.

Ahora, Mi Preciosa, entra a la puerta de Mi Santuario Interno y recibe de Mi Árbol."

"Mi Precioso Señor, gracias por tomar mis preocupaciones; ellas son grandes. Tengo el corazón lleno de tristeza. Libérame, Mi Señor, y has mi viaje ligero."

"Hija, ten fe en Mi y sábete que yo proveo. Ve hacia arriba, ve a Timoteo ante ti. Hija, el tiene bendiciones para ti."

"Oh, Mi Señor, que tan bendecida soy. Gloria a tu nombre y a Tus preciosos caminos."

Timoteo se me acerca; y sus manos están radiantes con la luz de Dios. Me toca la cabeza y siento tal dulzura, tal ligereza y paz interior. "Mi Preciosa Amiga," el dice. "Bendita eres por el amor que le tienes a Nuestro Precioso Señor y Salvador. Donde te encuentras, He estado en diferente lugar en el tiempo. Nosotros conocemos tus penas y dolor y tu sentimiento de soledad y desesperación. Se bendecida este día con la fortaleza de nuestro Señor Jesús y El Padre Jehová. Se fortalecida en tus debilidades. Se feliz en ves de triste; de los días hablados, desde hace mucho tiempo han empezado. Estos días son pocos e intensos; y Lucifer ha de subir en contra tulla de muchos lugares; y el ha de hablar a través de muchas bocas, a través de la familia, amigos y enemigos. No te desanimes, pero fortalécete en el conocimiento que el día de nuestro Señor esta cerca. Yo te bendigo con un corazón lleno de amor y perdón, con una mente clara y alerta, con clara visión y oído. Te bendigo para, que no haya lugar para peso alguno en tu alma; y te bendigo con un refugio seguro y los medios para ir allí y sobrevivir."

"Si, la Tierra, misma se abrirá y tomara algunos selectos entre ustedes; y el malvado no los a de encontrar. Yo los bendigo con gran fe y con pureza de corazón, mente, cuerpo, y alma. Se libre, Mi Preciosa Amiga y amiga de Dios. Se libre este día de todas las tristezas y cree en el Señor y Dios de milagros en todas las cosas. Sábete que todas tus necesidades son realizadas y que el Señor ve tus obstáculos antes que tú los encuentres. Esta en paz, Preciosa, y llena tu corazón con perdón. Pues, el perdón trae libertad y paz."

"Gracias Timoteo. Alabemos a nuestro Señor, y a Nuestro Precioso Padre."

De repente, siento una gran vibración adentro de mi y a mi alrededor al momento que Timoteo sostiene su mano sobre mi cabeza; y escucho un tronar y quebrar, como los ruidos de los quiebra hielo en un rió. Luego, puedo escuchar ruidos como los que se escuchan cuando dejan salir grandes cantidades de vapor, seguidos por el sonido de muchas aguas corriendo. Y, de repente me encuentro ante una radiante cascada, la cual brilla como vidrio, ‘Brinca en ella,’ dice Timoteo. Y, brinco en el agua cristalina y nado profundamente y más profundo. Después de un corto tiempo, llego a una roca lejos y profunda de la superficie y en la roca se encuentran las palabras, ‘Jesus es la Roca.’ Siento un gran escape de tristezas y desesperación y veo las tinieblas de la tristeza y desesperación correr por el radiante rió y disolverse.

Ahora, sintiéndome libre y ligera, nado de regreso a la superficie del agua cristalina y me siento en la roca llamada ‘Jesus es la Roca." El agua cristalina se agarra de mi como una sabana de vidrio de liquido puro y el Espíritu de Dios silva a mi alrededor como innumerables ruiseñores.

"Se libre, Hija Mía,’ Jesús dice. "Pues, Camino a tu lado y te cubro, levantando y llevando tus penas. Deja ir todas tus penas; pues tus penas son Mías. Hija, estos no son tus obstáculos, pero Míos. Dame todo; pues yo soy fuerte y Yo lo puedo llevar."

"Mi Señor, estas cargas son tan pesadas e insuperables. Ellas han sido tan grandes y yo tan pequeña."

"Si, pero Yo soy tu fuerza."

"Hija, siente la liberación de todo eso que te mortifica. Deja ir todo hasta el último residuo. Déjame tener todo hasta la última huella. Hija, has las simple cosas que tu sabes hacer, y yo llevare a cabo el resto. ¿Sientes la carga de todo irse, de lo que te ha preocupado?"

"Si, Mi Señor."

"Y, en su lugar, Hija, Yo pongo una caja de tesoro en tu corazón. Lleno esta caja con esperanza, amor, perdón, propósito en mi, fe, caridad y verdad. Te doy valor en Mí y harás grandes progresos. Yo estoy en ti, hija, y tú en Mí. Ves las últimas huellas de desesperación desaparecer. Pues, no hay necesidad de desesperarse, pero de esperanza y dirección en todas las cosas. Trágate esta llave, Hija, que dice, ‘Jesus es Mi Llave;’ y en el momento de necesidad siempre recuerda esta llave. Soy generoso contigo, Hija, en todas las cosas. Mi caja de tesoros se derrama en ti y se a través de ti, yendo en todas las direcciones."

"El perdón abunda para el perdido e ignorante. Como tú has estado perdida e ignorante, perdona a los otros, que están perdidos e ignorantes. Que no caigas en juegos de que te hice esto por aquello y no juegues juegos con nadie bajo ninguna circunstancia. Cuando los tiempos sean duros acurrúcate en Mi y Mi abundancia de regalos y tesoros en que hay en tu corazón."

"Mi Precioso Señor, perdóname mis debilidades y perdóname por mis sentimientos de dureza en contra de aquellos, que han tratado de incapacitarme. Por favor, Mi Señor, Perdóname este día y libérame de cualquier mal sentimiento en contra de cualquier. Fortaléceme, Mi Señor, para poder perdonar a todos; y libérame de cualquier o toda pena y coraje. Te suplico, Mi Señor, por favor perdóname por esto y libérame en Ti. Por favor, por favor, por favor, Te lo suplico, Mi querido Señor."

"Hija, en este día, se te perdona todo."

"Mi Señor, sana mis recuerdos. Por favor sana cada emoción y cada pensamiento completamente y sana cada fibra de mi ser. Sana cada herida de mi Espíritu. Te ruego y oro este día por esta total y completa sanación."

"Hija, antes que este día se termine, tu tendrás esto. Ahora, Pequeña, mira ante ti."

"Mi Señor, me siento ante la Pagina del Tiempo y empiezo a llorar incontrolablemente. Mi corazón derrama lagrimas, mi alma derrama lagrimas y lagrimas corren por mis ojos, chorreando por mi piel y cubriendo mi túnica. Pongo mi cabeza sobre la línea del tiempo, pues no puedo ver. De repente, Veo que las lágrimas se han acumulado bajo de mí formando un radiante bloque puro llamado ‘Sufrimiento de Otros, Sufrimiento para el Mundo;’ y empecé a llorar nuevamente.

Hermosas, palomas blancas vuelan a mi alrededor y susurran‘amor.’ "Mi Señor, Me siento tan querida en mi dolor. Me siento tan sumamente querida, pero todavía lloro incontrolablemente, no por mi misma, pero por los otros, que están tan perdidos. . "Hija, esto se sabe. Mira, ve ante ti en la línea del tiempo y escribe lo que ves."

"Mi Señor, mis lagrimas han bañado esta pagina y se han chorreado como un arroyo. Del fondo del arroyo de lagrimas, una gran luz brilla y escucho una poderosa vos, que dice; ‘Yo soy tu Padre en el Cielo. Bendita seas, Hija Mía; pues tú eres perseguida por la lucha del bien. Se libre, Hija, de todas las paredes y prisiones en ti puestas por otros. Yo hago tu viaje lijero. Recibe mi paz, Hija Mía; pues yo te amo. Tú me eres preciosa, por tu labor bajo tal opresión para hacer Mi Trabajo. Te mando un grupo de Ángeles ante ti para cuidarte 10,000; y Mando atrás de ti para cuidarte10 millones; y a tu alrededor y sobre ti tendrán batalla. Ellos te rodean en tu caminar; y en tu sueño ellos te cuidaran."

"Las tinieblas han de retirarse de ti y el mal no tendrá lugar en tu alrededor. Pues, para tu misión Yo te escogí y te ungí hace mucho tiempo. Ahora, Hija Mía, regocíjate en Mí. Regocíjate en mi misión. Libérate de tu tristeza este día y regocíjate en Mi y Mi propósito en ti. Bendita seas, Hija, y bendecido es cada paso tuyo. No temas; pues, Yo te doy gran fe. ¡YO SOY DIOS del Universo y Mis planes no serán bloqueados! No te preocupes en como has de proceder. Pues, estos planes están ya en acción. Ten confianza en Mí y en tu Señor. No confíes en nadie más. Pues, todos te han de abandonar en algún punto. No te apoyes en ellos, pero recárgate en Mi y Mi Hijo."

"Gracias, Mi Precioso Padre. Gracias, gracias, gracias. Gloria a tu Santo nombre y a Tu deseo en todas las cosas. ¡Yo me inclino ante Ti y te alabo, Padre Mío, Mi Glorioso Dios! Que se haga tu voluntad en mi vida. Hazme flexible y con fluidez como tu Santo y Divino Río; y lléname de este Río y con tu hermoso y puro Espíritu. Precioso, precioso, precioso es Tu Santo nombre y perfecta e tu Santa voluntad. ¡Gracias, gracias, gracias, Padre Mío!

"Hija se una con Mi voluntad. Esta es Mi bendición para ti este día. Te doy esto, hija Mía. Mis propósitos son tus propósitos y tus propósitos son Míos. Yo retiro de ti toda tu propia voluntad y te baño en Mi voluntad. Se libre este día, Hija, y ve en tu día en paz. Yo soy tu Padre."

"Alabado seas, Padre Mío. Alabado, alabado, alabado seas. Gloria a ti, Padre Mío, El Dios de las Alturas."

"Ahora, pequeña, como He Hablado, como tu Padre ha hablado y como Timoteo ha hablado…" Se bendecida este día y se libre. Yo soy Jesús. Si Jehová, El Dios de las Alturas en la Tierra."

Como testigo, dictado y asentado este 4 de octubre, 1998
Linda Newkirk

FTM HomePage      LIBRO 1      LIBRO 2      LIBRO 3      LIBRO 4      LIBRO 7      LIBRO 8