De La Montãna, LIBRO 4

Capitulo 25

 

VISIÓN DE LA CASA DE LOS REPRESENTANTES

 

"Hija Preciosa, Yo soy el Maestro Jesús, lleno de amor y misericordia hacia Mis Ovejas Queridas. El mundo llora bajo el peso de la opresión; de las guerras y rumores de la rabia de la guerra.

Mi Pequeña, tu has pedido fortaleza extra y ser ungida este día para poder trabajar en el siguiente "Mensaje.’ Encuéntrate en Mi Sagrada Montaña con Mi Espada en tu mano derecha y la vara de Moisés agarrada en tu pecho. Hija, toma la vara de Moisés y pega arriba de la casa de los EE.UU. siete veces."

"Si, Mi Señor, He tomado la vara y he hecho lo que tu me has mandado, pegándole arriba del edificio siete veces. Y, de repente, veo un gran fuego iniciar de en medio del piso de la Casa, EL cual es el fuego de Dios; y este viaja hacia arriba y debajo de los pasillos y se mueve rápidamente. Algunos no parecen darse cuenta, pero otros tiemblan y se esconden bajo las sillas. Escucho la voz de nuestro Padre Jehová, que es fuerte y resonante como muchos truenos y El dice, "Yo soy un Dios justo, lleno de piedad y compasión, con los EE.UU. y su inmoralidad, Estoy disgustado. Yo rompo mi cuarta sobre esta Casa y sangre ha de correr por los pasillos, entrando por las hileras, subiendo hacia arriba por los tobillos de los que se sienta allí, no parecen darse cuenta. La sangre rápido subirá por sus piernas y cuerpos hasta que completamente los cubra y se sientan como congelados, sin hacer ruido alguno, más un ruidito aquí o allí. Mas allá, de los miembros cubiertos de sangre de la Casa esta Henry Hyde, de pie ante ellos, con gran comentario; y de vez en vez se escucha el sonido del mazo acentuando el discurso del Sr. Hyde.

Una gran víbora negra, nada entre la sangre y silva de vez en cuando. Todo continúa en silencio, menos El Sr. Hyde, que esta hablando. De su boca salen Tus Palabras, Mi Señor Jesús:

"Ustedes son una nación de víboras, lastima de gente, que le han dado pase a las mentiras sobre la verdad. Ustedes han fallado al no ser vigilantes y el mal se ha apoderado. En sus manos esta la sangre de inocentes y no se molestan en ver o responsabilizarse; en vez le aplauden a los mentirosos y defienden a los asesinos. ¡Pobre América! ¡Pobre a los EE.UU.! Ustedes han tirado el bebe de la paz. Ciegos, han guiado a naciones a la guerra al sacar a Dios. Ustedes han permitido el asesinato de millones de inocentes bebes y la sangre de estos esta sobre ustedes. ¿Podrán escapar el resultado final de sus asesinatos? No, pues cuando caigan de la gracia y aman el matar y lo que esto puede hacer, ustedes caen bajo la ley y la ley es ojo por ojo.

Pocos en esta casa Me Conocen, Henry Hyde empuja la verdad. Lo negro no es Blanco ni lo blanco no es negro, grandes cantidades han olvidado esto. Un gobierno acecino y un congreso mentiroso y deshonesto se ha apoderado de la tierra como lo han permitido.

Donde están los rectos, que luchan por la verdad y no temen perder la vida por la verdad? ¿Donde están los oradores del Mundo, que deben de estar advirtiendo a la manada de los hambrientos lobos? Si, ustedes se han convertido en una nación de víboras, que buscan la violencia y aman la complacencia. La sangre de los inocentes cae no tan solo sobre los líderes, cae sobre cada uno que a amado la mentira sobre la verdad. Cae sobre cada uno, que se encuentra en la reja y ama ambos lados. Si, Yo vomito a los tibios de mi boca. No quiero nada de esto. Aquellos que me aman. Aman el bien y están en fuego por la verdad. No se quedan sentados inútilmente, sin hacer nada; más están armados con la verdad, oración y ayuno, ellos planean. Ellos nunca se dan por vencidos, mas crecen en determinación, por todo el tiempo que vivan y luchan por el bien a toda costa.

¿Que tipo de persona se da por vencida cuando la presión crece? ¿Que clase de persona dice ‘Si’ cuando Yo digo ‘No?" ¿Que tipo de persona se aleja porque el grupo se va por un lado cuando Yo digo que se vaya para otro?"’

"Si, Hija Mía, sábete que los míos son puestos al fuego. Sus debilidades son sacadas. ¿Se hundirán por estas? ¿O, se elevaran a nuevas y más elevadas alturas en Mí, al ustedes desear la verdad y el bien? Yo soy Jesús. Si, Jehová, El Dios de las alturas en la Tierra."

Como testigo, dictado y asentado este 19 de diciembre, 1998
Linda Newkirk

FTM HomePage      LIBRO 1      LIBRO 2      LIBRO 3      LIBRO 4      LIBRO 7      LIBRO 8