LAS BENDICIONES DE DIOS Y ADVERTENCIAS

"Bendeciré cada mano que tome parte en este trabajo profético. Como a los profetas que hablaron en el pasado, nunca lo hubieras escuchado si los escribas no hubieran atesorado Mi Sagrada Palabra. Yo bendeciré a todos los que ponen una mano en la transmisión de este trabajo. Yo te pagaré en maneras que no sabes y te protegeré de las plagas y desastres escritos aquí. A todos los que alimente, estas profecías, como a la viuda que alimenta a Elija, tu provisión será multiplicada, para aquel que recibe un profeta en el nombre de un profeta RECIBIRÁ una recompensa de profeta. Aquel que niega y resiste estas profecías tomará de su terrible amargura; niega su propio rescate; y morirá por la falta de sabiduría. Cualquiera que trate de destruir este trabajo profético, Yo lo destruiré, pues esta escrito, "NO TOQUES MIS ESCOGIDOS, Y NO LE HAGAS A MIS PROFETAS DAÑO."

J. Douglas Swaffield
Llamado y Escogido, Un profeta de Dios
Febrero 13, 1998

"Como fue en los tiempos de Noe, será en la venida del Hijo del Hombre. En los días antes del Diluvio, La gente comía y bebía, se casaban y daban se a matrimonio, hasta el día que Noe entro en el arca; No sabían nada de lo que iba a pasar hasta que vino el diluvio y a todos se los llevo. Así será en la venida del Hijo del Hombre."

MATEO 24: 37-39, NIV

 

MENSAJE PARA LOS NOE

"Aquellos que aman al mundo, odiarán las profecías de las muertes. Ellos llorarán y se lamentarán de la destrucción de su Babilonia, sus construcciones humanas, construidas por esfuerzos humanos a través de la sabiduría humana, que es perversa.

Aquellos que buscan no continuidad en la ciudad en esta tierra, pero una con cimientos, que su Ingeniero y Constructor sea Dios, son los hijos verdaderos de Abran que Me satisfacen y son Mis amigos, Amándome mas que su propia vida, porque Yo soy el Autor de la vida. Ellos están contentos, que por estos avisos su redención esta cerca.

Todos que luchan por preservar esta vida mundana niegan su inminente condena. Aquellos que Me aman a mi y a Mi justicia son fastidiados por los malvados y bienvenidos por los corridos de las tinieblas.

Así como fue en los días de Noe, será en la venida del Hijo del Hombre. Pues ellos se burlaron y reían hasta que fue demasiado tarde.

Yo he dado estas profecías porque hay Noes que quieren escucharme. Ellos recibirán la Palabra con gusto y darán fruto y Me glorificarán. No se alarmen por los incrédulos que se enfurecen como los Fariseos. La Iglesia de los Tibios esta llena de auto-suficiencia y orgullo. Por esos y muchos no se arrepentirán, pero por aquellos pocos corazones abiertos, Yo tocare y Hablare," dice Jesús

Estas palabras proféticas dividirán en pedacitos, juzgando los pensamientos e intenciones de los corazones. Estas manifestarán las tendencias secretas del hombre, donde ellos en realidad Me aman o aman a su propia vida.

Todos los logros humanos no son nada ante Mi; todo es vanidad bajo el Sol. Toda esta competencia pronto terminara; pues Yo no competiré con esta raza perdida. Es temporal; sus días están contados; fue envenenada por el fruto prohibido. Del Polvo vino y en Polvo se ha de convertir. Yo hablo con las palabras de una re-creación, a esta raza perdida., para ese que crea tendrá nueva vida. La condena será que algunos prefirieron las tinieblas.

Yo vine en el cuerpo de la carne para que ustedes se pudieran vestir con el cuerpo del Espíritu. Yo morí su muerte para que ustedes pudieran vivir Mi vida. Yo tome sus pecados para que ustedes pudieran tomar Mi Bien.

Yo pruebo los corazones de los hombres, y Yo usare estas profecías para hacer que muchos sean juzgados y busquen sus almas, se arrepienta y sean liberados. Los Ninevitas escucharon y se arrepintieron.

Muchos encontraran la salvación a través de estas palabras. No busques por el apruebo de la Iglesias pero por el fruto de los "Gentiles". Los Judíos Me rechazaron, pero los Ninevitas creyeron y fueron liberados.

Tendrás una multitud de niños espirituales.

Mi palabra, que sigue adelante, lograra el buen propósito por lo cual fue mandada. Yo recogeré la cosecha, pues es la Palabra de la Vida, y la verdad liberara a muchos, y los mentiros se enfurecerán.

J. Douglas Swaffield
Febrero 11, 1998

FTM HomePage     LIBRO I     LIBRO II     LIBRO III     LIBRO IV     LIBRO VII-    LIBRO VIII